Posteado por: barrenado | marzo 27, 2008

Perder la capacidad de asombro (26.03.08)

Lo cotidiano suele ser lo primero que se adhiere al proceso de normalización y desgraciadamente, el proceso de normalización no tiene que ser ni justo, ni lógico.

          Ha muerto una mujer a manos de su ex

          ¿Otra?

          Jóder, el otro día murieron tres, casi hay que alegrarse de que fuera una nada más.

Así lo escuché en el bar.

Tengo miedo de que con esto pase como con los muerto de las guerras de sabe Dios dónde. Al final daba igual que fueran 10, que 100, que 1000. A veces me preguntaba si eran muchos o pocos. Ni sentía ni padecía, tan lejos de aquí y no conozco a nadie.

Por repetitivo parece cotidiano, por cotidiano normal y por normal aceptable, cuando estamos ante una barbaridad como otras a las que nos hemos ido acostumbrando.

Parece ser que el indicativo más fiable es la aparente pérdida de la capacidad de asombro ante estos hechos.

La realidad es que esas mujeres dejaron de caerse por las escaleras y de tener accidentes domésticos habituales porque tuvieron un último accidente.

Lo que hay que preguntarse es si nuestras familiares, amigas y conocidas también tienen algún accidente repetitivo y no reparamos en ellos por cotidianos.

No perdamos la capacidad de asombro y pongamos fin a los accidentes de todo tipo que todo empieza por la primera dado que no hay segunda sin primera.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: