Posteado por: barrenado | abril 7, 2008

ERRORES (06.04.08)

Hace algunos años, cuando yo era joven, guapo y fuerte, menos que ahora pero de aquella me lo creía, intenté practicar la escalada libre.

Lo primero que me dijeron fue que no moviera un pie a menos que el otro estuviera fijo y asegurado.

Aplicando esa regla a la vida misma me hubiera ido mucho mejor. Ayer mismo me la pegué por confiado, que es lo que pierde a los valientes.

Ahora sólo queda el remordimiento y el estúpido deseo de volver atrás para no hacer lo mismo porque no hay lugar para enmendarlo.

Si algo puedo hacer es levantarme porque desde el suelo lo único que puedes hacer es esperar a que te pisen y bastante me piso yo mismo dándole vueltas al asunto.

Cuando uno mete la pata, lo que debe hacer es rectificar si se puede y si no se puede, pedir perdón porque todo lo demás sólo sirve para complicar más las cosas y para seguir haciéndolas mal.

Aprender de los errores y tratar de no repetirlos, es lo único que nos puede llevar al progreso y lo que nos sitúa en la senda de la felicidad que puede que sea el objetivo vital más elevado, el fin último al que aspirar.

Rumiar las culpas no hace más que dejarnos donde estábamos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: