Posteado por: barrenado | abril 19, 2008

NO VOLVERÉ A SER JOVEN

NO VOLVERÉ A SER JOVEN

Que la vida iba en serio
uno lo empieza a comprender más tarde
-como todos los jóvenes, yo vine
a llevarme la vida por delante.

Dejar huella quería
y marcharme entre aplausos
-envejecer, morir, eran tan sólo
las dimensiones del teatro.

Pero ha pasado el tiempo
y la verdad desagradable asoma:
envejecer, morir,
es el único argumento de la obra.

Jaime Gil de Biedma “Poemas póstumos” 1968

Paseando con un amigo me crucé con una ex novia a la que saludé, a lo que me preguntó de qué la conocía y me quedé callado y pensativo un breve espacio de tiempo para contestarle que del instituto.

Si le hubiera dicho la verdad no me hubiera creído y hubiera quedado por mentiroso porque lo cierto es que hoy en día me cuesta trabajo creérmelo a mi mismo. La chica es alta, pelirroja, guapa y de muy buen porte.

Una mujer de bandera que se enamoró de mí durante poco más de un año, o eso me hizo creer.

El caso es que éramos jóvenes, ella más que yo, y en la juventud se hacen estupideces y locuras, que yo tengo muchas pero su paso por mis brazos no fue una de ellas, de eso estoy muy seguro, aunque seguro que yo pude ser su mayor estupidez y locura.

En fin, que mi amigo y yo acabamos como casi siempre poniéndonos nostálgicos y hablando de los viejos tiempos y al sentarnos en mi coche, rememoraba yo unos toletazos recibidos en una manifestación a favor de la insumisión y él me recordaba que había tenido que entrar la derecha más española a gobernar para quitar la mili y en ese momento iba a recitarle un poema cuando me vino a la cabeza, como un relámpago, el recuerdo de algo que me pasó con mi ex, la pelirroja.

Me pidió que tratara de alquilar la película “Las edades de Lulú”, que tenía mucho interés en ver. Probé en un vídeo club y no la había a lo que busqué el libro de Almudena Grandes y lo leí. Redoblé mi interés en encontrar la película porque en mi ingenuidad adolescente creí que formaría parte de algún tipo de juego sexual, verla juntos, ensayar algo de lo visto ……

Cuando le informé de que mis búsquedas estaban resultando infructuosas, me dijo que no me preocupase, que sólo era porque una amiga le había recomendado mucho el libro y como no le gustaba leer, pensó en ver la película.

Otra novia que tuve, cuando le recomendaba un libro siempre me preguntaba si habían hecho película. Siempre se alegraba de que me hubiera gustado y con esa frase ponía fin a mi interés porque lo leyera.

Por eso me reprimí y no le recité el poema a mi amigo, le pedí que buscara en la guantera del coche un disco de Loquillo titulado “Compañeros de viaje”, lo puse en la segunda canción “No volveré a ser joven” y le pedí que escuchara atentamente la letra. Luego le puse “Diez años atrás” y “Cuando fuimos los mejores” y acabó pasando lo que tenía que pasar.

Los hombres no lloran a menos que estén borrachos y acabamos llorando.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: