Posteado por: barrenado | junio 3, 2008

SOLEDAD

Se puede estar solo, se puede uno sentir sólo y puede uno querer estar solo sin tener que sentirse solo.

Hace algún tiempo me encontré a un amigo bastante lejos de nuestros dominios habituales, lo vi cuando entraba en un bar y le seguí. Cuando le pregunté qué hacía allí, me dijo que luego me lo diría. Charlamos un rato, decidí irme y cuando lo hacía me dijo que lo que estaba haciendo allí era que quería estar solo un rato sin nadie que le molestara, pero que no quiso decírmelo antes para que no me sintiera ofendido.

No le encontré mucho sentido hasta que hoy, cansado de trabajar bastante, me dio la paliza un conocido sobre fútbol, tuve que ir al peluquero, llegué a casa tarde y tuve que probarme una camisa para tomar medidas, me enseñaron una revista que salía no sé qué, me llamaron para ver la televisión tres o cuatro veces porque salían cosas que presumían interesantes para mí y puede decirse que no me dejaron en paz cuando lo que quería era estar un poco tranquilo, solo conmigo mismo, con mis cosas.

Me acordé de mi amigo y pensé que la próxima vez, mejor paro en un bar que me quede de camino y en el que no me conozca nadie para estar solo.

Lo cierto es que he hecho una pequeña trampa y les he dicho que me iba a dormir, parece que se lo han creído porque llevo unos minutos tranquilo, solo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: