Posteado por: barrenado | junio 22, 2008

PODEROSO CABALLERO DON DINERO

Fiel a los principios que originaron este blog, tengo en mente el hecho de que debo dos post dado que he faltado dos veces a la rutina autoimpuesta de escirbir cada día.

La mañana no estaba para pasear porque el tiempo no ayudaba y unido a las pocas ganas que hoy tenía de enfrentarme al peligroso y excitante mundo exerior a mi habitación, me quedé en la cama leyendo y pensando, dos cosas que me gustan y que afortunadamente no requieren mayor esfuerzo físico.

Estoy convencido de que todo tiene un por qué, lo difíl es encontrárselo en alguno casos. Indagando la causa de que estos días pasados esté tan “quemado” en el trabajo, descubro con suma vergüenza, que no con sorpresa, que la causa de mis males radica en un aspecto asquerosamente repelente como es el materialismo puro y duro en su vertiente más indecente: El dinero.

Dolorosamente he de admitir que el mero hecho de ganar podo dinero me condiciona a no estar a gusto en el trabajo.

Cuando uno se mira por dentro de una forma sincera y sin miedo, cosa que cuesta mucho trabajo, descubre muchas cosas, como por ejemplo que los jefes no me echan más broncas que hace dos meses, que no tengo más trabajo que hace dos meses e incluso que el lugar de trabajo no está más sucio que hace dos meses, luego lo que ha cambiado es que gano menos que hace dos meses, he ahí la fuente del malestar.

No quiero darle mucha importancia al dinero, pero se la doy, quiero ser agradable con la gente, pero a veces no lo soy, quiero hacer muchas cosas, pero no las hago. En fin que es una lucha constante pero necesaria para llevar un buen camino.

Cierro para irme a comer con la alegría de adeudar un sólo post y con una frase que me gustaría poder decir cada mañana:

No soy como quisiera ser, pero soy mejor de lo que era.


Responses

  1. Me apunto esa frase para mi también. ¿Vale?

    Si todo tiene un por qué, la respuesta a muchos puede ser el azar¿?. Es una pregunta, igual te anima a escribir tu otro deuda-post.

    Es normal que no sientas que la gratificación que recibes por tu trabajo nte parezca inferior. A veces no sólo se compone de lo económico, pero si todo es igual de lineal que siempre, termina frustrando, los cambios motivan, (si son para bien, claro)

    Un saludo!

  2. Tomo nota para el post.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: