Posteado por: barrenado | julio 17, 2008

INCONTINENCIA DE RISA

La risa es vana, va y viene cuando le da la gana.

Hoy estaba con un amiguete tomándome un café y el pidió un refresco. Se puso a pagar y al guardar la cartera tiró todo el refresco por encima de la barra y de sus piernas sin haberlo probado.

Le puede pasar a cualquiera y tampoco es que produzca mucha risa, sobre todo si es un amigo tuyo, pero la reacción fue de película, estaba sentado en un taburete y abrió las piernas para que se escurriera el líquido que corría por las mismas, agachó la cabeza y después de unos segundos de silencio y con las manos abiertas y en alto, bastante más que la cabeza, levanta ligeramente la mirada hacia la camarera y dice:

– Jóder, hacía tiempo que no tiraba nada.

La carcajada que se me escapó fue inmensa, me tapé la cara con las manos y miré para otro sitio, pero estaba pasándolo tan mal reprimiendo la risa que rompí a reír y tarde un rato en parar.

– Lo siento en el alma, pero no he podido aguantar. Le puede pasar a cualquiera, pero es que te ha pasado estando conmigo y quieras o no tengo derecho a reirme más que cualquier otro que no te conozca, entiéndelo.

– Lo que entiendo es que hay que joderse la mala suerte que tengo.

No se lo tomó mal y luego hasta se reía, pero hubo un momento en que verdaderamente yo lo estaba pasando mal por aguantar la risa, qué contradicción. Cierto es que le puede pasar a cualquiera y por eso mismo creo que te puedes reír sin ofender, de tonterías de ese estilo es de lo que verdaderamente debemos reírnos y no de desgracias como muchas veces hacemos.

Lo que me hizo pensar fue que si en lugar de pasarle a mi amigo, le pasa a otra persona y no soy capaz de aguantar la risa, después el que hubiera pasado más bochorno seguramente hubiera sido yo y no a quien le hubiera caído.

Reírse es muy sano y aguantar la risa muy malo.


Responses

  1. Realmente reírse es muy sano y reírse de uno mismo lo es todavía mas.

    Hoy me pasó algo inusitado en la universidad donde trabajo. No pude aguantar reirme de mi misma y como estaba “sola” nadie se río conmigo. Pero entonces llamé a un amigo para contarle el suceso y sus carjadas por teléfono hacían que yo me riera más!!!

    Como dice en la revista de Selecciones: “La risa, remedio infalible”.

    Un abrazooooo

    P.D: Me causó mucha gracia la canción que me recomendaste.

  2. Reírse de uno mismo y reírse con, es de lo más sando del mundo,jajaja yo también me reí de tu amigo…jejeje lo siento!


Responder a Marcela T Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: