Posteado por: barrenado | julio 18, 2008

EL CORTA-CORRIENTES DE LOS ENFADOS

Una misma situación puede tener varias interpretaciones y sin ir más lejos, la del observador y la del observado. En fin, que hoy me pasó una cosa que seguramente yo la interpreté de una manera y la chica que estaba en frente de otra.

La chica en cuestión es la jefa de seguridad, hace un tiempo ella fue la encargada de impartirme un pequeño curso, y recuerdo que se mosró bastante amable conmigo. Hoy, y tratando de corresponder a aquella amabilidad, cuando se bajó del coche la saludé efusivamente y ella no me correspondió. No me saludó directamente y se fue a hablar con quien al parecer quería hablar, con quien fuese que no viene al caso.

Me sentó muy mal, hasta el punto de que lo primero que se me vino a la cabeza fue “me cago en su puta madre”.

Afortunadamente lo que hago ahora es  llevar conmigo como le llamo un corta-corrientes, un sistema de seguridad que en cuanto salta la chispa, corta la corriente y es difícil que haya cortocircuito. Rápidamente me paro a pensar unos segundos y se me quita el cabreo, ese pronto que me hace saltar cuando no merece la pena.

El machista que llevo dentro, que lo llevo, sin querer pero viaja conmigo, pensó que como hacía calor y la chica venía, casi podría decir que desvestida, con una ropa cuanto menos llamativa y provocativa, haciendo gala de su orgullo más primitivo, se pavoneó ante los que allí estábamos y por eso no me saludó.

Luego salió mi lado bueno y pensé que no se habría dado cuenta.

Finalmente salió el lado que más me gusta y pensé en la montaña que estaba haciendo de un grano de arena, al fin y al cabo, sino me quiere saludar que no salude, y si no me ha visto, ya me verá.

Me tranquilicé, se me pasó el cabreo y continué con lo que estaba haciendo olvidando lo ocurrido. Hasta que se me acercó un compañero y me dijo que qué se creía la tipa esa, que si nuestros saludos no eran dignos de su excelencia.

Le mentí y le dije que me la sudaba cuando en realidad estaba de nuevo un poco resentido porque no habían sido imaginaciones o un mal entendido dado que él también se había dado cuenta. Pero ya era tarde para enfadarme porque tenía el corta-corrientes activado.  En realidad le mentí en aquel momento, pero ahora no le mentiría si le volviese a decir que me la suda.

No tengo pensado volver a saludarla más, pero me corroe la idea de que esta actitud sea producto del resentimiento, cosa que no quisiera tener.

Lo interesante del tema sería preguntarle a ella el por qué de la nagación de saludo.


Responses

  1. Yo no nunca habría hecho la relación de un corta corrientes, o un cortapicos, al aplicarlos a mis sentimientos de enfado. Como pasa contínuamente el que está enfadado es uno y el otro ni cuenta se da o nos pasa desapercibidos.

    Yo no acostumbro a preguntarle a alguien el porqué de su comportamiento, supongo que algo le pasará para que se comporte así. Yo simplemente los dejo ser y no le doy importancia.

    Pero es a veces que soy yo la que no saluda y paso por mal educada o por que me creo más que los demás. Afortunadamente ya muchos saben que sin lentes no veo bien y que por eso pueden pasar fácilmente desapercibidos para mi.

    Saludos Barrenado, que tengas un feliz fin de semana!!!

  2. Me resultó muy interesante encontrar una persona que razona las cosas simples de la vida… cosa rara, pero es lo correcto a mi parecer. En este caso te podría decir que la premisa más grande que se debe tener es que “Nadie puede conocer a sus semejantes ni a sí mismos sin demasiada dedicación y esfuerzo” pero al menos saber lo que “no es” es importante para ir progresando en algo que debe ser la segunda premisa “El control sobre uno mismo es más difícil pero también más importante que controlar a los demás”
    Lo que yo aprendí en la vida es que las personas vamos por el mundo con “máscaras” que nos ponemos para cada ocasión… así seguro la chica estaba con su máscara “yo soy ricotona y valgo más si me hago la interesante” seguramente que con su máscara de “los profesores deben ser amables” te trató mucho mejor… así es la vida amigo! ya habrás oído hablar de la “doble moral” la “hipocresía social” y hasta la hipocresía a secas que es la peor! En medio de todo eso estamos y sólo haciendo un cambio interno podemos superar nuestro deseo de controlar y entender todo lo que sucede a nuestro alrededor, mejor es ser humilde y pensar que nunca llegaremos a saber ni la centésima parte de lo que quisiéramos saber y entender! Pero cuidado, yo entiendo que con esa centésima parte ya somos sabios ah! porque avanzar en el conocimiento es llegar a la sabiduría que no es otra cosa (al menos para mi) que “saber qué hacer con lo poco que sabemos” en otras palabras, entender lo que es el conocimiento es la clave de los dilemas y eso pasa por aceptar que nunca entenderemos ni a las mujeres ni al prójimo ni a los hijos, ni alos padres, etc.
    Saludos y provecho!

  3. El lema vive y deja vivir es muy interesante porque lleva implícito tácitamente la premisa de que debes aceptar que no puedes cambiar a nadie. Pero tienes razón John Allen en lo de que no puedo entender a los demás porque a veces no me entiendo ni yo mismo.
    Marcela yo nunca pregunto a nadie por sus comportamientos, el problema es que me pregunto a mi mismo por el comportamiento de los demás, cada vez menos afortunadamente.

  4. O.K. todo tranquilo entonces… que bien!
    Te dejo una reflexión para el final:
    Si el deso final en la vida es ser feliz y para ser feliz necesitamos tener lo que deseamos… entonces el kit de la felicidad no estaría en controlar nuestros deseos? Controlar no es limitar, controlar es encaminarlos a lo que es seguro, a lo que nadie nos podrá quitar, como disfrutar de todo lo que es gratis en la vida y así seremos felices!.

  5. Hace tiempo que leí que sólo era verdaderamente feliz aquel que nada deseaba.
    El problema es que me gusta desear y creo que disfrutar de lo que se tiene al alcance como bien dices es el camino de la felicidad, te doy la razón, pero un pequeño matiz, desear imposibles es necesario así como soñar. Sublimar lo deseos quizás no sea la solución. Muy buena reflexión me has dejado, gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: