Posteado por: barrenado | julio 24, 2008

REÍR UN POCO MÁS QUE AYER PERO MENOS QUE MAÑANA

Hoy escuchaba con toda la atención que me permitía mi otra ocupación, poca vamos, la entrevista que le hacían a un psicólogo o psiquiatra por la publicación de un libro o de las conclusiones de unos estudios realizados.

Lo cierto es que basta que tuviera mucho interés en ella para no poder escucharla ni bien ni en su totalidad, pero de algo me enteré.

Constataba mis sospechas o mis conclusiones a lo que últimamente estaba experimentado yo en mis propias carnes.

El lo resumía como que lloramos cuando estamos tristes pero también estamos tristes cuando lloramos.

Hay ciertos gestos corporales que no sólo muestran sentimientos, sino que inducen a ellos, por ejemplo, si torcemos las comisuras de los labios hacia arriba y abrimos ligeramente la boca aunque sea en postura forzada, es muy difícil que no acabemos sonriendo, pero además y por efecto de ello, acabaremos poniéndonos de buen humor.

Ponía el ejemplo de que si nos frotamos las manos y a la vez sonreímos durante unos segundos, he hecho la prueba, sentimos una mejora del humor o al menos una sensación agradable.

Yo hasta ahora lo que había hecho era mentalizarme, en lo de los gestos no había caído, pero da resultado y parece ser que ahora tiene apoyo científico, aunque yo creo que antes había leído algo sobre el asunto. Tampoco creo yo ser tan extraordinario como para haberme puesto a experimentar esas cosas sin, cuanto menos, tener una vaga idea sobre ello. Quiero decir que hay cosas que uno lee, ve o escucha y luego no recuerda dónde ni cuándo ni a quién, pero en un determinado momento pone en práctica y hasta corre el peligro de creer que ha inventado algo.

La verdadera lástima fue que no tuviera nada con qué apuntar al menos el nombre del entrevistado.

Conclusión personal: Estoy feliz y me río, me río y me pongo feliz. A reír se ha dicho.

Anuncios

Responses

  1. Me encanta que sonrías y sonrío contigo, me río contigo y te acompaño en tu felicidad.

    La gente siempre me ha dicho que me veo muy bien cuando sonrío. En las fotos por ejemplo dice: “¡¡y esa es Marcela con su particular sonrisa!!”. Una vez el director de un instituto donde yo trabajaba me detuvo en medio del camino a uno de los salones para decirme que nunca dejara de sonreír, que verme así le imprimía a él también cierta alegría.

    Y aunque he tenido momentos muy tristes he tratado de permanecer con una sonrisa en la boca y así como Cortazar tiene “Instrucciones para llorar” cada quien hará sus propias instrucciones para reir.

    Que viva la felicidad que llevamos dentro y que exteriozamos!

    Saludos.

  2. Me alegro que te te alegres de mi alegría.
    Hay una expresión que utilizábamos mis amigos y yo que era “vamos a echarnos unas risas”, sencillamente consistía en contar chistes, pero nos echábamos unas risas ciertamente. Echémonos unas risas juntos a la salud del otro.

  3. Salud!!!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: