Posteado por: barrenado | julio 26, 2008

COMER Y DORMIR

Siempre he pensado que lo que quería hacer en vacaciones era levantarme cuando despierte, comer cuando tuviera hambre y dormir cuando tuviese sueño, más o menos, vivir sin reloj.

Hoy he pasado un día fabuloso de vacaciones. Me levanté a las nueve de mañana porque había despertado, bebí agua porque tenía sed, me eché un pis y un cigarro y volví a la cama porque tenía sueño.

Comí a las tres porque tenía hambre al despertarme de nuevo. Motivado por el exceso de comida, me tumbé de nuevo en la cama a leer y desperté a las seis con el libro apoyado en el pecho.

Volví a comer porque tenía hambre y luego, quizás movido por la mala conciencia de estar pasando un día de autentico vago, me lancé después de asearme un poco bajo la ducha a dar un largo paseo que me acercó a la hora de la cena, no porque estuviera mirando la hora, que no tenía reloj, sino porque de nuevo me entró el hambre.

Lo cierto es que si no viviera con mis padres, que por edad me correspondería, hoy hubiera vivido un día sin intercambiar ni una sola palabra con nadie.

Pero seguro que por lo que he contado, cualquiera puede deducir que puedo vivir sin hablar pero no sin comer, que es el mayor placer del que disfruto con los pantalones puestos.

Ahora a tumbarme a leer un poco, que se está mejor que sentado y no sea que Morfeo venga a mi encuentro y me pille en otra postura que no sea la adecuada.

Un día es un día y hay que hacer lo que a uno le apetece, que hoy no ha sido otra cosa que comer y dormir.

Anuncios

Responses

  1. Con dos cojones, claro que sí! Para eso están las vacaciones, que demasiado pringamos durante el año.
    Que ganas de que yeguen las miaaaaaas!!!!

  2. Casualmente acabo de escribir en mi blog que ayer estaba muy cansada como para salir, pero hoy es otro día lleno de sol, de nubes bajo un cielo azul profundo y apenas es para ir a piscina… Ya descansé lo que tenía que descansar y recuperé energías, ahora sólo pienso en ir a tirarme al sol, comerme un dulce de brevas con queso, una bandeja paisa de almuerzo, reirme un rato con el show de la tarde y regresar en la noche a descansar para madrugar mañana.

    Ya sólo estoy esperando que me recojan… feliz día de la vagancia!

    Un abrazo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: