Posteado por: barrenado | agosto 15, 2008

MI AMIGO SARIF

El día de hoy lo podría resumir con esta canción:

Después de levantarme a la hora de comer y dormir la siesta hasta casi las siete de la tarde, descansadito y aseado sintiéndome un hombre nuevo, me decidí a redescubrir la ciudad.

Este es un ejercicio que me gusta hacer de vez en cuando y que consiste en callejear por los lugares que normalmente recorro en coche o andando pero siempre con prisa.

De tal forma que descubro un edificio, un bar o una tienda que siempre ha estado allí, pero que nunca me he percatado de ello, amén de ver la ciudad cambiar, evolucionar y a veces involucionar porque hay reformas de edificios que parece que pretendiesen destrozar lo que antes había. Es una forma de querer tomar el pulso a la ciudad, en una palabra, de verla tranquilamente, de disfrutarla.

Callejeando me encontré con mi amigo Sarif, un verdadero conocedor de las calles, le invité a un café y afortunadamente no rechazó la invitación con lo que disfruté de una agradable conversación muy distinta a las habituales.

Sarif es Senegalés y se gana la vida vendiendo copias piratas de música y de películas, un mantero. Sarif es un joven inteligente, optimista, amable y siempre con una sonrisa en la cara, aunque las cosas no funcionen nada bien. Hoy me contaba que les habían subido la renta del piso que comparte con otros tres porque la dueña había descubierto por casualidad que vivían cuatro en lugar de los dos que originalmente lo habían alquilado, que la venta había bajado en picado a causa del verano y la poca gente conocida que se encontraba en la ciudad, y otras calamidades sin dejar de sonreír.

Sarif también es el culpable de que se arruinen las grandes casas de discos, que no salgan nuevos artistas, que los grandes artistas no puedan hacer nuevos trabajos. Que ironía, que desastre, que incongruencia, que gran estafa a la humanidad.

– No queda sitio para la tristeza, con tristeza no se puede pensar bien, no se puede trabajar bien y yo necesito pensar y trabajar para comer mañana.

– Si tengo suerte porque hoy tengo comida, hoy trabajo para comer mañana, antes peor porque trabajaba para comer el mismo día.

Esas dos frases podrían resumir la conversación, salimos a la calle, nos despedimos y ambos tomamos distintas direcciones en la misma calle y donde yo veía bares, cafeterías y restaurantes con gente, el veía posibles clientes, y donde yo veo un buen hombre valiente y optimista tratando de ganarse el pan, otros ven un delicuente.


Responses

  1. A veces psa que dos personas con diferentes formas de ver la vida, la pasan muy bien estando juntas. Anoche entre cocteles con una amiga, redescubrí el valor de una amistad con sueños comunes pero con intereses distintos, qué pueden hacer una ingeniera y una artista juntas? locuras diría yo, aunque si lo observo un poco más a fondo, la artista es la racional y la lógica y la ingeniera vive como artista.

    Y hablamos de lo mismo, de la tristeza, de la alegría y de las buenas energías!…

    Un abrazo

  2. El abrazo me lo quedo antes de que sepamos los intereses de cada uno, por si acaso, je je je


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: