Posteado por: barrenado | enero 25, 2009

UN DÍA SIN RELOJ

Me desperté tarde, cerca de las doce, hora en que había retrasmisión deportiva por la radio de mi equipo favorito, de mi equipo, a secas. Puse la radio, ojeé unas revistas de esas que decía un poeta que lees cuando en realidad no tienes ganas de leer y disfruté tumbado en la cama de la radio y de la lectura.
Llegó la hora de comer y comí y bien, calidad y cantidad, las comidas de mamá son así.
Volví a la cama y leí, esta vez un libro, hasta que se me cerraron los ojos y los volví a abrir pasada la hora de los toros, pasadas las cinco de la tarde.Trasteé por internet, tuve una conversación atractiva y enriquecedora con una amiga a través del chat, seguí trasteando por internet y la hora de cenar se me echó encima.
¿Y ahora qué?.
Ahora escribir un poco, trastear por internet, leer un poco y dormir que mañana empieza la semana y hay que trabajar mucho, porque la crisis está ahí, ya hablaré sobre mi teoría sobre la crisis algún día. Básicamente a mí me afecta en que hay que trabajar más por el mismo dinero porque hay menos gente, no es que se necesite menos gente, sino que la gente que hay, acojonada por la cirsis, aceptan trabajar más por menos y los que no tienen crisis aprovechan el miedo a ella para sangrar y apretar más.
En fin, que he pasado un Domingo de crisis, no he gastado nada, lo he pasado estupendamente y estoy relajado y descansado.
A veces, las cosas con las que más disfruto son gratis, pero mañana en el trabajo cuando me pregunten qué hice el fin de semana será difícil que entiendan que leer, escuchar la radio y navegar por internet puede ser más divertido y satisfactorio que una cara comida en el restaurante de moda, que invitar a cuatro copas a la guapa de turno en la discoteca creyéndote no sé qué o pasando frío por la zona de bares.
A veces, prefiero estar sin hablar con nadie que escuchar lo mismo de siempre.
Para ser un Domingo redondo faltó ver una película y que mi equipo ganara en lugar de empatar.
Qué felicidad pasar un día sin reloj.
Aún estoy a tiempo de ver una película, si es que hoy he tenido tiempo para todo, a pesar de no tener reloj.


Responses

  1. Yo creo que cuando llegas a esas conclusiones es que has llegado a una cierta “madurez”.
    Y digo cierta, porque solo pocos “alcanzan la casi total madurez”, el resto podemos acercarnos en más o menos tiempo.
    No espero que todo el mundo entienda lo que quiero decir, pero es algo así como , que las cosas sencillas, como son algunas de las que hablas aquí, hay más, son tan importantes, o más, que las que dices que no hiciste.
    O dicho de otra manera, para ser feliz, a veces, no hacen falta grandes cosas.
    Aunque algunas ayudan.
    Un saludo.

  2. Lo único maduro que tengo son los músculos, que están a punto de caerse de flácidos, je je je.
    No me queda nada para madurar, pero bueno, en ello estamos.

  3. Vaya planazo!!!, en serio, me apunto a un día de esos


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: