Posteado por: barrenado | enero 27, 2009

PONER CARA DE METER MIEDO

Cada cosa en su sitio y un sitio para cada cosa.
No se pueden llevar los problemas del trabajo a casa ni los de casa al trabajo. Y esto sirve también para las preocupaciones y para todo.
Hoy recibí un toque de atención, un ¡despierta y pon eso ahí!.
Ciertamente estaba yo despistado pensando en la financiación de mi nueva casa, de mi futuro piso porque aún está en construcción. Estaba echando números de cabeza, repasando mentalmente los pasos a seguir cuando tenga que presentarme ante un director de banco y decirle que me deje dinero para pagar una casa que compré sin tenerlo. Porque no voy a engañarme, va a ser eso pero con otras palabras y tal y como están las cosas.
¿Hay alguien a quien la palabra crisis no le suene de algo?.
Bueno, pues aquí el chicarrón del norte, el macho ibérico por excelencia, con un par se va a comprar un piso cuando la crisis está en su cénit, o no, porque puede ser peor aún, si cabe.
Pues en esas estaba cuando se me llamó la atención, con toda la razón, no cabe duda.
– ¡Pon atención que esto es importante y a ver si lo rompes que es caro!.
Importante era lo que estaba haciendo yo mentalmente, pedir la hipoteca al director del banco y caro, caro el piso que me he comprado, cago yo para la importancia que tiene esto y lo caro que pueda ser en comparación con lo mío.
Cogí un cabreo de órdago. Cuándo me di cuenta estaba encolerizado.
Y ya no es cómo esté uno por dentro, porque inevitablemente se refleja. A los pocos minutos quien me dio el toque de atención con razón, se dirigió sigilosamente a mí para decirme que tampoco me lo había dicho de mala manera, que perdonase si había parecido así, que sólo pretendía avisarme.
El que se disculpó entonces fui yo, le expliqué que se me había un poco la cabeza, que estaba pensando en otras cosas y que me había despistado.
– ¡Es que la cara que has puesto, metía miedo!.
Afortunadamente el malentendido quedó aclarado, pero el mal sabor de boca que me quedó al pensar en cuántas veces habré metido miedo con la cara que haya puesto, aún no se me ha quitado.
Si estuviera a lo que estoy, pero como acostumbro a estar en dos sitios a la vez.
Por cierto, aprovecho para decir bien alto que me voy a comprar un piso a medias con algún banco, que se joda la crisis.

Responses

  1. Tengo compañeros en la misma situación. Espero que os vaya muy a todos.
    A mí, por suerte, ya me queda bastante poco por pagar, pero también me vi en esa situación. o mejor dicho, ahora que lo recuerdo, peor, que ni siquiera tenía trabajo.
    Un saludín

  2. ¿Un piso? ¿No tiene jardín entonces? ¿Y cómo esperas que me case contigo?

  3. Mi padre pinta muy bien, colgaré tantos cuadros de jardines por las paredes como quieras.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: