Posteado por: barrenado | marzo 22, 2009

ANGUSTIA

Normalmente oigo a la gente quejarse de los lunes. Cada lunes oigo quejas y más quejas simplemente porque es lunes.

Los lunes no es que me gusten especialmente, pero me gustan los mismo que cualquier otro día de la semana. Nunca he tenido el más mínimo desasosiego por empezar la semana ni por levantarme un lunes por la mañana.

Mi problema son los domingos. Y no todo el domingo, sino la última parte del domingo. En cuanto el reloj pasa las siete de la tarde se apodera de mí una angustia terrible. Últimamente más. Empiezo a pensar en que tengo que trabajar, me inunda la sensación de ser un desgraciado y empiezo cuesta abajo hasta que me meto en la cama y se me pasa todo. A veces no disfruto ni de la cena, y eso que comer y dormir es lo que más me gusta hacer sin tener que quitarme la ropa interior.

¿A quién maté yo?

Mañana tengo que trabajar y mucho. Y no tengo ninguna gana.

Y encima tener que cargar con el San Benito de ser un privilegiado por tener trabajo, tal y como están las cosas.

Tenía pensado escribir un manual sobre cómo hacer que un trabajo que te guste lo odies, y otro explicando lo que es la crisis, pero casi que lo puedo resumir en unas líneas.

La crisis es trabajar más y cobrar menos con la alegría de saber que es la única forma de que conserves el empleo. Odiar un trabajo que te gusta es tan fácil como trabajar el doble y cobrar casi la mitad.

Sé que mañana se me pasará en cuanto me levante a apagar el despertador, pero hasta que llegue mañana por la mañana, que angustia.

Yo no odio ningún día de la semana, simplemente odio trabajar.


Responses

  1. BUEN PENSAMIENTO Y CREO QUE MUCHOS EN ESTE PLANETA NO ODIAMOS LOS DIAS SINO EL TENER QUE TRABAJAR PERO COMO TAMBIEN MENCIONAS HAY QUE HACERLO. BUEN COMIENZO DE SEMANA Y A TRABAJAR SE HA DICHO.

  2. Buf, sobre lo de los domingos se han hecho incluso estudios y parece que tiene que ver con los biorritmos o con no sé qué. Bueno, que el caso es que hay un síndrome que padecemos muchos y que se pone de manifiesto el domingo. Para mí es el día más triste de la semana, pero no por el hecho de que después venga el lunes, sino por el día en sí mismo. Por lo visto, el cuerpo y la mente entran en un estado de reposo que nos desestabiliza o algo así. Jajajaja. Un día escuché a un psicólogo hablando de ello y me hizo mucha gracia. Dio respuesta a las preguntas que llevaba haciéndome durante un montón de años ante la tristeza del domingo por la tarde. Feliz lunes.

  3. Me quedo con tu última frase.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: