Posteado por: barrenado | abril 27, 2009

CARLA BRUNI Y LA GRIPE PORCINA

No me gusta hablar de política y creo que no lo hago.

En mi más tierna juventud tuve la inteligente idea de disipar mis incipientes deseos de participar en política canalizándolos en el trabajo en una ONG. Fue una de las pocas cosas verdaderamente  inteligentes que creo haber hecho en mi vida. Si quería ser honesto conmigo mismo y con mi ideología, lo que quería era trabajar para la comunidad, para la sociedad y para los demás y de forma altruista, todo ello incompatible con la vida política, en general.

No digo que no haya políticos y políticas honestos, trabajadores, altruistas y que piensen en los demás porque haberlos haylos, aunque no crea en su existencia ni en las Meigas.

Al final me enrollo como una persiana para decir que no soy de ningún partido político y que en las próximas elecciones ejercitaré mi derecho a no votar para no sentirme perteneciente a ese circo, de hecho el viernes me llegó la carta que me comunica mi mesa electoral y sin abrir fue a la basura.

Todo esto viene a colación porque Carla Bruni visita el estado español, creo que viene acompañada de Sarkozy. No hace mucho me indigné porque el encuentro entre Obama y Sarkozy se quedó en los vestidos y las poses de las que hicieron gala Carla y Michelle. Es más, en una de las fotos se veía a los cuatro y Nicolás parecía decirle a Obama que aunque él no fuera tan importante, tenía mejor mujer.

No sé, pero me da la impresión de que presumían de mujeres. Y sobre todo poco pude averiguar sobre el contenido de aquella reunión, aunque creo recordar el color de las bragas que ambas llevaban en cada acto.

Ahora el circo está aquí, al carro se ha subido la princesa Leticia. Me gusta, me gusta que haya una princesa republicana y divorciada, es un signo de modernidad. De todos modos ya Sofía ni era católica ni sabía hablar castellano, no es que ahora sepa mucho pero se le entiende.

El caso es que no conozco a Sarkozy, pero es francés, y si bien Francia lo podría asociar a la torre Eiffel, a los campos Elíseos o a lo que sea, yo es oír Francia y me viene a la cabeza los camiones de fruta volcados y los camioneros, pobres y simples obreros, echando las manos a la cabeza y conteniendo las lágrimas.

Al final he cambiado mi indignación inicial por una tremenda felicidad. Al fin y al cabo, las gilipolleces que se puedan decir Sarkozy y los políticos españoles a nadie interesan y los acuerdos siempre se quedan en nada. Qué mejor cosa que dejarme llevar por mis más bajos instintos y disfrutar de la belleza de Carla, porque guapa es bastante. ¡Qué coño!, ya que hoy me he desmelenado, ¡la tía está como un tren, gabacho, pero como un tren!.

También me sorprendí con una idea que se me pasó por la cabeza. Me asusté de mis propios pensamientos, no puedo negarlo. El otro tema del día por aquí y creo que en todo el mundo es la gripe porcina. Desde que se desató, las industrias farmacéuticas se han disparado en bolsa. Si ha habido varias personas que fueron capaces de quitarse la vida por culpa de la crisis, ¿no habrá alguna persona capaz de inocular algún veneno en la sociedad con tal de que su negocio se recupere?. Desde luego que yo, buena persona y creo que con unos buenos principios éticos, me creo capaz de matar antes de que me maten, porque no puede haber alguien capaz de matar antes de verse obligado a quitarse la vida, en tanto en cuanto han sido muchos los que se la han quitado ya.

Y sin más licencias que las necesarias, espero no volver a hablar mal de nadie aquí, ni volver a hablar de política, espero que se me perdone lo de hoy, pero es que necesitaba decirlo en algún sitio, y en la calle corro el peligro de que me peguen.

Por cierto que la mujer de Zapatero también canta, y seguro que mejor que Carla, lo que pasa es que no es modelo de pasarela, quizás modelo de discreción, como la de Rajoy, o no, o simplemente son feas.

Para guapa yo y para lista mi hermana que decía la infanta Cristina, ¿no?, no sé.

Mejor que no siga y que siga mordiéndome la lengua, o los dedos en este caso.


Responses

  1. Jejeje. Hay que ver cómo estamos…
    Yo, aunque opino más o menos como tú con respecto a la política, considero que ir a votar es una obligación moral. La cantidad de personas que han sufrido y muerto para que nosotros tengamos ese derecho. Mi opinión es que no es cuestión de despreciarlo, pero bueno…
    Por lo demás, atea, antimonárquica, antimodelo y anticerdo. Un besito.

  2. Ya te creo cuando me dices que tu día fue raro… Me encanta Carla Bruni, además, no se porqué, pero se ha ganado mi admiración.

    Al menos yo ya me vacuné… eso no servirá de algo?.

    Un besito, dulce besito con sabor a café con arequipe…

  3. Raquel: No voy a votar, pero si no me llega a casa la carta que me dice dónde puedo hacerlo, hay tiros.
    Marcela: ¿Habrá vacuna para no sufrir de amor?

  4. Espero que no. Aunque no nos guste sufrir, y se dice que sufrir por amor no es sano, sentir todos esos sentimientos en su esplendor es una forma de sentirse vivo. Sin embargo, y pensándolo mejor, el remedio para no sufrir de amor está en el amor mismo… y en quien se nos cruce por el camino.

    Besitos nocturnos II…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: