Posteado por: barrenado | mayo 16, 2009

RESACA SIN BEBER

¡Uf!,  ¡me duelen hasta los bellos escrotales!.

Primera frase poco prometedora que pasó por mi mente al resucitarme esta mañana.

A veces me muevo entre dos aguas, supongo que tiene un nombre porque todo tiene nombre y si no lo tiene, se lo ponemos. Así pues, yo le llamo estados emocionales, por llamarlo de alguna manera y por ignorar su verdadero nombre. Quizás sería mejor decir estados anímicos pero como tengo sentimientos y ánima no lo tengo muy claro, pues eso.

Bien, pues yo me muevo por el estado emocional en que el mundo es una mierda y el mundo es el culpable de todas mis desdichas y el estado en que yo soy una mierda y yo soy el culpable de que nada vaya bien. Supongo que dependerá del peso del lastre de la soberbia que tenga que arrastrar ese día.

Pues hoy me encontraba invadido por un nuevo estado lejos de estos dos viejos conocidos, pero tampoco en el estado relativamente normal en el que me gusta estar.

¡¿Qué coño me pasa hoy?!

Repaso mentalmente los últimos acontecimientos acaecidos buscando la explicación y retraso el encendido de la luz de mi habitación para estar más concentrado.

Resaca, tengo una enorme resaca.

Ayer  tuve una atípica discusión con una chica. Discusión amable y relativamente instructiva. Normalmente cuando discuto amablemente y estoy seguro de algo, declino la discusión. Si estoy seguro de algo para qué seguir, si no lo estoy, continuar la discusión no aclarará mis dudas con lo que sería prolongar un absurdo.

Ayer estaba seguro de algo, pero dudé. Aún me pierde una sonrisa de mujer, o la amabilidad con que expuso sus argumentos.

El caso fue que yo tenía razón, razón que perdí al dudar. Y al llegar a casa corroboré lo que decía y eso me llevó a escuchar música, a escuchar poesía y a perderme por el maravilloso mundo de internet buceando en las tenebrosas aguas de la cruda realidad hecha poesía.

Y me desperté con resaca emocional de una noche de profundas reflexiones estériles entorno a la vida misma y al sinsentido de buscar el sentido de la vida.

Ni el mundo se caga ni yo me cago aunque esté de mierda hasta las orejas

La mierda no es como el aire que todo lo llena

Se quita con el agua de la alegría y el jabón de la esperanza

Y la mierda entra a través de las quejas.

Por cierto que el origen de la discusión y el culpable de mi resaca de hoy es Manolo Chinato.


Responses

  1. Cuando discutes, aunque sea amablemente, no hay que dudar, no hay que mostrar síntomas de debilidad.
    Lástima que el alkaseltzer no sea eficaz para esta resaca.

    • Dudar no es bueno para nada, je je je.

  2. Ya, pero es que una sonrisa de mujer ………………………

  3. Qué tontos somos dejándonos persuadir por una sonrisa. A mí me pasaba lo mismo, pero me he propuesto no caer más…
    Un besito y una sonrisa.

    • Por Tutatis, esa era mi arma secreta en cuanto te viera.
      ¿Y ahora qué?

      • Pero, ¿nos vamos a ver? Qué ilusión…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: