Posteado por: barrenado | mayo 22, 2009

ÚLTIMA VOLUNTAD

Querido amigo Juan:

Seguro que te extrañarán las tres palabras anteriormente dichas, supongo que nunca te has sentido querido por mí, nunca has creído que fuéramos amigos y siempre te he llamado Juanín.

A estas alturas seguro que estarás pensando que quiero algo de ti para haber escrito esas tres palabras y en honor a la verdad tienes razón.

Fuimos seguidores de equipos de fútbol eternamente rivales, políticamente cojeamos del mismo lado pero andamos a paso cambiado, yo soy de los Rolling Stones y tú de los Beatles, buscabas en los mapas Abey Road y yo Putney Bridge, tú para caminar y yo para suicidarme.

Me robaste una novia una vez y yo salí con una chica sólo porque te gustaba a ti.

Tú vives en lo más alto del pueblo y yo en lo más bajo.

Yo bebo pepsicola y tú cocacola, yo con güisqui y tú con ron.

Pero si quitamos esas minucias y hablamos sin rencores amorosos, creo que podríamos ser amigos. En realidad si no lo somos es porque no nos hemos tratado bastante.

Al grano, no creas que te pediré que seas mi amigo, a estas alturas más que hacer amigos lo que me apetece es deshacerme de alguno.

He pensado que cuando me muera, mis cenizas pasaran por casa de todos mis amigos y luego fueran al mar. Creo que es muy romántico y bello a la par que deseable.

Pues bien, el favor que quiero de ti es muy sencillo y además quiero que sea mi última voluntad. Dado que vives en la casa que está situada en lo más alto del pueblo, quiero que tires mis cenizas por el váter, de esa forma y a través del desagüe, pasarán por debajo de las casas de todos mis amigos y ya puestos, de las de los otros, para ir al río cuya belleza tanto disfruté y acabar en el mar.

A cambio te ofrezco el ferviente deseo de que vivas al menos dos días más que yo. Puede parecerte poco, pero teniendo en cuenta que tengo el ferviente deseo de vivir 100, la oportunidad de que alguien interceda ante algún poder superior por ti para que vivas al menos 100 años y dos días creo que no está nada mal.

Recibe un cordial saludo de quien rezará a su manera por ti los próximos 65 años, 2 meses y 9 días.

P.D. Recuerda la obligación moral que la última voluntad de un finado supone, sobre todo si lo ha dejado por escrito.


Responses

  1. Por otro lado , me parece una idea maravillosa.
    Un saludín.

  2. Uff, tal y como está el saneamiento por esa zona no sé yo si llegarán al mar. Jejeje

  3. Jajaja, fantástico, Barrenado. Me ha encantado este artículo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: