Posteado por: barrenado | junio 1, 2009

FÚTBOL

Ayer sufrí, me emocioné, me alegré y viví toda una amalgama de emociones emocionantes.

Me gusta el fútbol.

Odio el negocio del fútbol, pero el fútbol lo adoro.

Sería difícil de explicar que sin jugar mi equipo, el equipo de mi alma y del que soy forofo, aunque me tomara un descanso de algunos años, viviera una tarde de fútbol de nervios, tensiones, sufrimiento y apoteosis final.

Bastaría decir lo que digo en otros casos, como por ejemplo con las mujeres, tengo un corazón muy grande y rebosa amor para muchos equipos y muchas mujeres, por ejemplo, porque el amor no se gasta y al contrario que otras cosas, cuanto más se da, más tiene uno para seguir dando.

El caso es que hoy tuve que hacer algunas gestiones y me tocó caminar, nunca creí que caminar sería más rápido que ir en coche, pero el progreso no siempre parece eso y andar por una ciudad, por pequeña que sea, siempre es más rápido que el coche.

Caminar y cavilar son dos cosas que van de la mano en mi persona. Pensaba yo en el fútbol, en cómo por algunas horas fuimos muchos los que dejamos de lado los problemas, la crisis, lo que quise y ahora no aguanto, la prisa y todas esas desagradables cosas que tanto espacio ocupan y nos quedamos absortos frente al televisor, uniéndonos en comunión con tantos corazones que al unísono aplaudíamos a los mismos y animábamos sin parar.

¿Y ahora qué?, lunes por la mañana y todo se ha disipado. Todo seguro que no, aún quedan las palmadas en las espaldas de los amigos afines futbolísticamente, las risas y cachondeos a los rivales y las polémicas, porque si de algo se sabe en el sector masculino, es de fútbol.

Pero notaba yo un poco de vacío, al menos hasta septiembre, como cuando suspendí alguna por los pelos y esperar a septiembre para desquitarme me parecía una eternidad.

Al final, creí que todo era un engaño, un mal bálsamo para salir del paso, que el fútbol no llegaba a ser el opio del pueblo sencillamente porque no llegaba a adoctrinar. Que el fútbol se había convertido en algo instantáneo, como la comida rápida y que ya no era lo que era.

En esas cavilaciones andaba cuando el paso me llevo por delante de la puerta de un colegio a la hora de la salida. Camisetas de fútbol de dos colores aparecían como caracoles tras la lluvia. Y gritos, y vítores y alegrías. Y los niños cantaban en dos grupos, asociados por los colores, y reían y se abrazaban y las madres, mayoritarias a la puerta del colegio, disfrutaban sin participar. Y sin demasiado interés trataban de recoger a los niños para irse a casa a comer.

–          ¡Déjale un poco, mujer, que total se cansarán en unos minutos!.

Y dos equipos antagónicos festejaban, cada uno lo suyo, pero ambos festejaban, y esta vez no había perdedores, ambos ganaban. Y fue entonces cuando volví a creer, cuando recuperé la fe, cuando volví a creer que más allá del fútbol hay un sentimiento, una ilusión, un pertenecer orgulloso a algo y lo más maravilloso de todo, es que es gratis.

Quizás haya que tener el corazón muy grande para alegrarse ayer por partida doble, o no, porque en el fondo somos muchos los que lo hicimos, pero para emocionarse y sentir el fútbol no hace falta mucho porque hasta los niños lo consiguen.

Si un niño se emociona con algo, no se puede dudar que realmente es emocionante.


Responses

  1. Buen día el de ayer, sí señor, para unos y para otros (tu y yo sabemos de que hablamos).
    Yo no comparto tu pasión por el fútbol, pero sí es verdad lo de los niños y lo del sentimiento por unos colores.
    Yo de jé de ir al campo en el 82, ayer volví, y no en una final de copa ni para ganar una liga precisamente. Y lo hice para volver a sentir eso que tan bien has contado en tu entrada de hoy.

  2. HIjo mío, por Dios. Tal como lo cuentas, parece que has comido chocolate…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: