Posteado por: barrenado | diciembre 1, 2009

TIEMPO AL TIEMPO

El futuro nos tortura y el pasado nos encadena. He aquí por qué se nos escapa el presente.

Me hubiera gustado preguntarle ahora a Gustave Flaubert si fue feliz. Quizás no, quizás sólo preguntarle su estado de ánimo cuando realizó esta sentencia. El caso (problema) es que tengo la sensación de que el presente se me escapa.

El pasado me lo paso por las posaderas y el futuro, aunque duro, no me parece maduro.

En otras palabras, del pasado ni me acuerdo y el futuro ya llegará. Será por eso por lo que repito errores y mis acopios están vacíos.

Soy de los que creo (algún loc@ más habrá) que se pueden encontrar todas las soluciones en los libros, y muchas veces en los libros con temática muy diferente al del problema. En este caso Flaubert no me ha dado solución a mis dudas, pero me ha hecho reflexionar al respecto y supongo que algo será algo.

La mordaz obsesión mía por el tiempo que se me escapa crece inversamente proporcional al tiempo libre de que dispongo. Menos tiempo, más preocupación.

Será el momento de volver a Marcel Proust y su  busca del tiempo perdido.

Prefiero a Proust que a Flaubert, pero si tuviera que elegir, preferiría ser Bovary que Swann. (¿Engañar a ser engañado?).

Pero como no puedo elegir, que de poder, elegiría poder parar el tiempo cuando quisiese, me voy a la cama, que mañana será otro día.

Dormir, eso realmente es perder el tiempo.

Necesito tiempo para encontrar la respuesta a mi obsesión por el tiempo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: