Posteado por: barrenado | febrero 28, 2010

ANUNCIOS

Hoy viví uno de esos preciosos momentos en los que te das cuenta que la solución a un problema que te está carcomiendo está delante de tus narices y no te has percatado de ello.

Madrugué un poco, bastante para ser Domingo, y fui a dar un paseo, venciendo el sopor que no sólo da el madrugar en Domingo, sino por la agujetas que tenía de haberme pegado una paliza (teniendo en cuenta mi mala forma física) en bicicleta estática ayer.

Cuando me cansé, tomé asiento en un bar, pedí café y cogí la prensa que estaba libre. Al no ser que la leo habitualmente, la abrí aleatoriamente por una página del medio y allí estaba.

Un tío con una tableta de chocolate por vientre tirado en la cama, con una cara de felicidad y una sonrisa ofensivamente delirante. Y claro, el anuncio, una crema que se echa antes de acostarse y trabaja por él mientras descansa.

Y yo toda una semana haciendo bicicleta y ejercicio para bajar 500 gramos.

¿Habrá alguien que se lo crea?

Por supuesto, eso es como la sección de contactos, si nadie llamara no pondrían anuncios, si nadie comprara esa crema, no podrían pagar a ese guapito musculoso para dejarse sacar una foto.

Quizá debería comprarme esa crema y echármela un mes, no adelgazaría ni marcaría ningún músculo, pero me ahorraría el ejercicio durante un mes y la conciencia estaría tranquila y yo más descansado.


Responses

  1. Si te hablara yo de cremas… ¡ni caso!

  2. Ni caso, te hago caso.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: