Posteado por: barrenado | mayo 27, 2010

NO SÉ

No sé qué escribir.

Estoy que me lleva Dios.

Extraña expresión que siempre me gustó mucho, aunque no suelo utilizarla. Quizás sería más propio hablar de que te lleva el diablo. Pero lo cierto es que encuentro más afinidad con el diablo que con Dios, aunque mi condición de agnóstico debería obligarme a desaparecer de mi vocabulario y hasta de mi pensamiento ambos términos.

Estoy enfurecido con el mundo.

“Me gustaría ver como el mundo entero se incendiaba y se desmenuzaba, con tal que yo muriese el último y pudiese ver cómo los otros revientan.”

No me ocurre mucho, afortunadamente, pero a veces me siento muy mal, malhumorado, en tensión constante y ………….. enfurecido  con el mundo.

Y no hace falta que nadie me haga nada, que ningún problema me acucie, nada de nada, simplemente, como tormenta de verano, se me cruza algo que me cruza.

La música amansa a las fieras, y busco refugio en ella. Otras veces me atrinchero tras un libro, como hoy. Siempre se me pasa, más temprano que tarde, pero hoy me parapeté en los Caídos de Máximo Gorki, y encontré la cita de antes.

Muy acorde con mi estado de ánimo, pero también encontré otra que puede ser la solución:

“A casi todos los hombres, la memoria debilita la energía presente, y mina la esperanza en lo porvenir.”

La memoria, díscola maldita, que nunca viene cuando la llamo, y está ahí cuando no la quiero.

No, no podría vivir sin memoria, ni quiero. Tampoco quiero borrar nada. No me gustaría repetir muchas cosas. Pero tampoco quiero que ciertos recuerdos estén campeando a su libre albedrío por mi cabeza.

Maldita memoria, ya no sé que iba a escribir.

No, esta vez no me ha fallado la memoria, comenzaba sin saber qué escribir.

Pero ya no me lleva Dios ni el diablo.

Aunque quizás me fuera de buena gana con ellos, si es que yo creyese que existieran.


Responses

  1. Para no saber escribir y no saber qué escribir, el resultado ha sido soberanamente bueno, excepcional, se siente tu angustia entre lineas….

    La memoria es un gran regalo, la esperanza otro mejor, luego, la capacidad de mantener el pasado en el pasado y la voluntad para el futuro. Todo es un arduo trabajo, pero posible.

    • Posible, pero muy difícil.
      Gracias, creo que me he puesto colorado.


Responder a Regina Rauda Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: