Posteado por: barrenado | julio 25, 2010

MIS NIÑAS

Tengo en mi casa tres plantas.

Las pobres, estaban estos días pasados muy pachuchas, medio muertas casi.

La verdad es que estaban mal atendidas.

Me empeñé en resucitarlas, les di todo mi amor y cariño, todos los días iba a verlas, las regaba simulando agua de lluvia, las limpiaba hoja por hoja, les retocaba la tierra, hasta alguna vez les hablaba.

Y medraron, vaya si medraron. Se han puesto preciosas.

Pero ahora, me siento frustrado, parece que ya no necesitan de mí, ellas solas se apañan.

Ya no tienen hojas que limpiar, cañas que apuntalar, bichitos que eliminar …….

Mis niñas ya no están enfermas, ya no necesitan que las cuide con tanto ahínco.

¿Qué hago ahora?

¿Sentarme en el sofá a contemplarlas?


Responses

  1. Hombre, seguro qe las pobres pantas agradecen tus mimos. Si sigues cuidandoles de esa manera, seguro que se ponen mucho mas bonitas de lo que imaginabas.

  2. Si que lo necesitan, hay que cuidarlas a diario, incluso hablarlas, o volverán a enfermar!!!!

  3. Pero qué hermosas que estaba ayer, je je je.

  4. Pues estoy de acuerdo con Ceci. Debes seguir hablándoles a diario para que crezcan y se multipliquen… jajaja. De repente te crece un bosque en la casa, mira a ver.

  5. Seguiré hablándoles, lo que no sé es si cantarles, igual no les gusta tanto.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: