Posteado por: barrenado | febrero 17, 2011

LLUEVE, PERO EXTERIORMENTE.

Hoy nos ha llovido encima, hasta nos ha granizado.

Gajes del oficio.

La mayoría de nosotros llevamos juntos más de dos años, aguantándonos, soportándonos, codo a codo, unos más que otros, pero todos arrimando el hombro.

Como el título de aquel fabuloso disco, trabajando para el enemigo.

Hay confianza, hay buenos momentos, hay bromas, risas …….. hasta pequeños conatos de amistad. Pero creo que lo más destacado es que hay complicidad.

Llegaba yo empapado, chorreando agua por doquier. Entré en el vestuario y había un compañero encima de un pequeño charco de agua, escurriéndose, literalmente. Alzó la cabeza y me miró, me sonrió :

–          Hace un mal día ¿eh?

–          ¡Qué va!, hace un día estupendo, un día estupendo para ir a caracoles.

Y todos los presentes nos reímos, al unísono. Cómplices, unidos ante la mojadura.

Nunca llovió que no parase. Pero me llamó la atención mi frase. Y vino a mi memoria aquel memorial chiste del maestro Gila:

–          ¿ Qué tal su mujer?

–          ¿Comparándola con quién?

Las cosas en el trabajo han estado muy mal estos días pasados. Han echado a muchos compañeros por falta de trabajo y los que quedamos hemos vivido varias situaciones muy tensas. Sin embargo, esa mala situación ha desembocado en una unión entre nosotros, en un estado de complicidad, nos hemos hecho una piña.

No hay mal que por bien no venga.

Se respira un ambiente de compañerismo que hacía muchos años que yo no vivía.

Así, si alguien me preguntara que qué tal en el trabajo le tendría que contestar que muy bien. Aunque estuviera a punto de perderlo, aunque lo perderé en un par de meses o tres, aunque tuviéramos varios conflictos, aunque ………..

Aunque llueva hace un día estupendo para ir a caracoles y mi mujer, mi mujer está mejor que ayer, pero peor que mañana y no hay mal que por bien no venga, pero que vengan bienes, que los males ya los he pasado.

Y si no para de llover, nos dedicamos a apañar caracoles, que tampoco sería mal negocio.


Responses

  1. Unidos ante el enemigo. Eso está bien. En otras partes no ocurre lo mismo, así que disfrútalo. Besitos.

    • Pero fue poco verle las orejas al lobo, tuvimos que verle los colmillos también.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: