Posteado por: barrenado | abril 17, 2011

POR CULPA DE LA CRISIS

No me gusta meterme en las conversaciones de los demás y no lo hago, pero a veces, me gusta escuchar.

El anciano estaba sentado con un vaso de vino, miraba el partido de fútbol en la tele sin demasiado interés. Yo revolvía con ese mismo interés mi café mientras alternaba la lectura de los titulares de la prensa con el partido de la tele.

–          ¡Hombre !, ¿qué haces ahí?

–          Ya ves, esperando la llamada del Señor.

Se levantó parsimoniosamente y se fundieron en un abrazo. Eso es algo que siempre me ha llamado la atención de los ancianos, cuanto menos tiempo les queda de vida, más tiempo tienen para todo. No tienen prisa por nada.

Y ahí se pusieron a departir al cobijo de un par de vasos de vino y todo el tiempo del mundo para ellos.

Y yo ahí, parapetado ante un periódico al que dejé de prestar atención y mirando la tele sin ver, escuchando a los ancianos.

Uno de ellos estaba encantado con la crisis. Su hijo se había quedado en el paro, habían tenido que vender el piso por no poder hacer frente a la hipoteca y se había vuelto a casa de él, con su nuera y su nieto. Disfrutaba de su nieto, estaba perfectamente atendido, había dejado de realizar las odiosas tareas de la casa y, al fin y al cabo, con su pensión daba de sobra para los cuatro.

–          Estoy encantado, sé que no debería decirlo y sé que es una situación lamentable para mi hijo, pero qué hostias, para mí ha sido una bendición.

Y allí estaba yo, sonriente, asintiendo con la cabeza y asaltando la intimidad de los ancianos, también es cierto.

Y así fue como volví a casa, hice la cama, terminé de recoger la cocina, cerré las ventanas y le di cuatro vueltas a la llave después de quitar los plomos de la luz. No creo que vuelva por mi casa en un par de semanas.

¿Quién sabe ?, quizás mis padres estén encantados con tenerme en casa, no creo que lo estimen como una bendición pero bueno, aquí me tienen aprovechándome hasta de la conexión a internet.

Me consuela poder echarle la culpa a la crisis.


Responses

  1. Definitivamente eres un loco pero me parece maravilloso lo que has hecho, estoy seguro que tus padres estaran mas que fascinados de que te quedes en casa unos dias, siempre quieren que uno vaya y se quede, y si a uno no le molesta aguantarles sus cosas, es maravilloso estar con ellos unos dias y dejarse atender.

    • Carolina, llevo 36 años dejándome atender. Lo que hago, a veces, es irme a mi casa por un día o dos.
      Aunque también podría decir que llevo 36 años en crisis.
      Creo que no tengo excusa posible, pero al menos soy sincero y honesto, digo yo que algo bueno he de tener, je je je je.

  2. Jajajaja. Hay que ver qué excusas ponen algunos para no independizarse… 😉

    • ¿ No coló?
      A mi conciencia al menos por un día sí.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: