Posteado por: barrenado | junio 15, 2011

DIFERENCIAS

La pregunta era la misma, la respuesta no, las circunstancias las mismas, la edad tampoco.

El sábado a las cinco de la tarde tenemos partido de fútbol, ¿te apuntas?.

                 No, tengo una cena el viernes y seguro que me pasaré bebiendo y estaré todo el sábado en la cama.

                 Claro, tengo una cena el viernes y seguro que me pasaré bebiendo así que me vendrá muy bien para limpiar y sudar los excesos.

La negativa tiene casi cuarenta años y la positiva casi veinte. No hay mucha diferencia, treinta y seis y veinticuatro para ser exactos. Pero hay un largo recorrido entre ambos.

Y claro, uno piensa en qué haría. Probablemente yo jugaría, cenaría y me iría directo a casa como he hecho casi siempre en las últimas cenas que he tenido. Aunque también es muy posible que declinara la invitación a jugar argumentando lo mismo.

Pero tampoco me engañaré, si tuviera veinticuatro años, cenaría, bebería, jugaría el partido y volvería a cenar y a beber si hiciese falta.

Pero como tengo casi cuarenta, este viernes no habrá planes más allá de las once de la noche, ya no tengo edad para salir corriendo justo antes de la última campanada así es que necesito por lo menos una hora de margen.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: